Rinoplastia

La rinoplastia es un procedimiento de cirugía de la nariz que permite corregir la funcionalidad del apéndice nasal, y modificar las estructuras óseas o de los cartílagos para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial.

Especialistas en Rinoplastia

La Clínica Santa María, con 25 años de experiencia quirúrgica, cuenta con médicos especialistas altamente calificados y debidamente registrados en la especialidad de cirugía plástica, formando un equipo médico que garantiza con su experiencia el éxito en la cirugía que todo paciente espera.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es un procedimiento de cirugía de la nariz que permite corregir la funcionalidad del apéndice nasal, y modificar las estructuras óseas o de los cartílagos para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial.

La rinoplastia es una intervención quirúrgica en la cual se resuelven principalmente los problemas estéticos de la nariz tales como la giba ósea, el hueso que sobresale del dorso de la nariz a semejanza de una joroba, las desviaciones hacia la derecha o izquierda de la totalidad de la nariz y las malformaciones congénitas como las secuelas del labio y paladar hendido, como asimismo otros factores genéticos o adquiridos por traumatismos y enfermedades.

Cirugías

¿Por qué se realiza la rinoplastia?

Las operaciones de nariz solucionan problemas congénitos y estructurales que dificultan la respiración por malformaciones o lesiones, mejorando el paso del aire por el apéndice nasal, aunque generalmente se realizan por motivos estéticos. Mediante esta operación, uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente practicados en cirugía plástica, se puede aumentar o disminuir el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o estrechar los orificios nasales.

¿En qué consiste la rinoplastia?

Actualmente se realizan dos tipos de cirugía:

  • Rinoplastia abierta: se practica un corte en la zona media de la nariz para acceder mejor a los huesos y cartílagos.
  • Rinoplastia cerrada: consiste en acceder a la nariz a través de las fosas nasales para llevarla a cabo por dentro sin dejar cicatrices

En una primera consulta, el paciente le explica al especialista sus deseos y expectativas y éste investiga el problema que tiene mediante interrogatorio, exploración física y una tomografía de nariz y senos paranasales. También realiza un análisis fotográfico y propone al paciente el plan quirúrgico más adecuado para él.

Proceso posoperatorio

El paciente puede ser dado de alta entre tres y seis horas después de la intervención. Durante los primeros días, hay que mantener reposo, en posición semisentado y tomando líquidos en abundancia.

Técnicas

  • Corrección de la raíz: la raíz es la parte superior de la nariz. Junto con el cartílago subyacente, pueden ser grandes y ocasionar un bulto o tener poca profundidad y causar una depresión. El cirujano puede rebajar cuidadosamente para eliminar las imperfecciones o agregar volumen empleando el mismo cartílago de la nariz del paciente, dando como resultado una nariz mucho más recta.
     
  • Enderezamiento de la nariz: cuando la nariz está ligeramente torcida o sesgada, el cirujano puede solucionar la situación retirando un poco de hueso o cartílago. Suele usarse una férula para mantener la nariz con el menor movimiento posible mientras cicatriza.
     
  • Reducción y rotación de punta: la rotación se refiere a la curva hacia arriba o abajo de la punta de la nariz. En el caso de que esta carezca de definición o sea muy fina, puede deberse a una falta de rotación adecuada. El cirujano reajustará la punta de la nariz mediante el uso de cartílago, prestando especial atención a la base.
× Hola ¿Cómo puedo ayudarte?